jueves, 25 de febrero de 2016

Hacer gel anticelulítico con cafeína y té verde



  Como todos sabemos, el té verde es conocido por su eficacia como remedio casero para la celulitis, ya que regenera la piel, tiene acción antinflamatoria, disuelve las grasas y acelera el metabolismo. Si a todo esto le sumamos las propiedades de los aceites esenciales que vamos a incorporar y cafeína obtendremos un tratamiento eficaz contra la celulitis y grasa localizada.

  En vez de crema he decidido hacerlo tipo gel para que penetre mejor todas las propiedades y nos aporte ese efecto de frescor típico de las cremas anticelulíticas.

  Para hacer el gel voy a usar goma guar como espesante ya que nos va ayudar a hidratar desde fuera hacia adentro pero sin obstruir los poros.


Para hacer nuestro gel necesitaremos:


Fase acuosa

90 gr de infusión de té verde
6 gr de glicerina vegetal
3 gr de cafeína en polvo
2 gr de goma guar o goma xantana

Fase oleosa

10 gr de aceite de aguacate
14 gr Aceite de kukui
6 gr Aceite de sésamo

Principios activos y conservantes

10 gotas de aceite esencial de limón
10 gotas de aceite esencial de enebro
10 gotas de aceite esencial de ciprés
10 gotas de aceite esencial de romero
20 gotas de sharomix u otro conservante
Vitamina E


  En pocos minutos tendremos nuestro gel anticelulítico. Lo primero que será prepara la infusión de té verde en un recipiente con agua destilada o mineral (se recomienda no usar agua del grifo). Cuando la infusión este lista agregar la glicerina vegetal y remover.

  Verter los aceites vegetales (aguacate, kukui y sésamo) en un recipiente y calentar ambos recipientes en el microondas o al baño maría a una temperatura de unos 65º evitando que hierva.

  Cuando las fases acuosa y oleosa estén calientes, agregar la cafeína a la fase acuosa, remover hasta que esté todo integrado y proceder a agregar 2gr goma guar, se recomienda ir espolvoreando poco a poco a la vez que con la ayuda de una batidora de varillas vamos batiendo ya que la goma guar espesa al instante y si la echamos de golpe nos quedaría grumos.

  Tras verter la goma guar, añadir los aceites vegetales muy despacio a la vez que batimos nuestra mezcla, (cuando este todo bien mezclado, si queréis una textura más densa de la obtenida podéis echar un poco más de goma guar y volver a batir, si en caso contrario queréis una textura más acuosa, podéis añadir un poco más de agua y volver a batir). Añadir la vitamina E, el conservante y los aceites esenciales.

  Y por último comprobar el pH, tiene que ser más o menos 5,5, (La receta está preparada para que os de ese pH, pero debido a que casi siempre sin darnos cuenta echamos más cantidad de la indicada de algún ingrediente, os recomiendo que lo comprobéis) si el pH demasiado ácido usar bicarbonato sodio y si es alcalino podéis usar ácido cítrico o ácido láctico para regularlo hasta obtener el pH deseado. Para más información pincha aquí.


Consejos:

  Se recomienda usar por la noche con la piel limpia y a ser posible exfoliada.

  Masajear la zona con movimientos circulares y en dirección ascendente, nunca hacia abajo.

  Si no tenéis goma guar, podéis usar goma Xantana, la proporción seria la misma.

  Si no disponéis todos los aceites vegetales, podéis usar solo el aceite de aguacate o también os servirá el de coco, hueso de melocotón, germen de trigo, arroz o semilla de uva.

  Como el olor puede que no os parezca agradable, le podéis añadir alguna esencia, os recomiendo que sea cítrica. Yo le he puesto esencia de Azahar y huele de maravilla.

  Tener en cuenta que el gel cunde mucho y con los conservantes puede mantenerse en perfecto estado unos seis meses, por lo que recomiendo no hacer mucha cantidad.



domingo, 21 de febrero de 2016

Cómo saber la calidad de los aceites esenciales



  Hoy os quiero dar algunos consejos sobre cómo saber la calidad de los aceites esenciales. 

  Como ya sabéis los aceites esenciales son productos extraídos de distintas plantas, se usan para fines terapéuticos y cosméticos. Digamos que son lociones concentradas que preservan los compuestos químicos naturales y propiedades de las plantas. 

  Como el interés de la cosmética natural, aromaterapia y remedios caseros ha aumentado tanto, son muchas las compañías que venden aceites esenciales de poca calidad, que son mezclados con algún aceite base, químicos, aceites aromáticos sintéticos, vitamina E u otro aceite esencial con un olor parecido pero de un precio menor. Y de ahí que haya decidido escribir esta entrada, para ayudaros a saber identificar qué tipo de aceite esencial estáis comprando y poder saber la pureza.

  Todos estaréis de acuerdo que la mejor manera de saber la pureza de un aceite esencial es hacerlo tú mismo, pero como es algo que no está al alcance de todos, voy a daros algunas explicaciones, que os ayudara a saber qué tipo de aceite esencial escoger.

  Lo primero que tenéis que hacer es fijaros en el precio, no todos los aceites esenciales tienen el mismo coste, pues los aceites esenciales de origen floral son altamente cotizados en su valor ya que el método usado para su obtención es más costoso. Por poner un ejemplo: El aceite esencial de Jazmín siempre será más caro que el aceite esencial de romero.

  Cuando vayáis a comprar un aceite esencial, intentar acudir a establecimientos fiables, expertos en el campo y elegir marcas conocidas. Revisar las etiquetas, no os guieis solo por el aroma, si un aceite esencial es muy barato o todos tienen el mismo precio, sospechar de su pureza. Si lo queréis para usarlos en cosmética os recomiendo comprarlos puros o en establecimientos dedicados a ello.

  La etiqueta de un aceite esencial de calidad, suelen tener datos del nombre botánico de la planta a la que pertenecen, forma de cultivo, método de extracción y parte de la planta que han usado.

  El aroma también es determinante para saber la pureza de un aceite esencial. Un aceite esencial puro tiene un aroma fuerte y siempre van a oler igual que la planta a la que pertenecen. En cambio sí un aceite esencial no es puro, esta diluido o adulterado, su olor es más débil y pueden producir picor en la nariz y reacciones alérgicas.

  A la hora de comprar un aceite esencial también debéis de tener en cuenta que el frasco sea de vidrio y oscuro para protegerlos de la luz y conservar todas sus propiedades. Si os venden algún aceite esencial en botella de plástico y de color claro, no os fieis ya que puede haber sido dañado, perdido calidad y propiedades al tener contacto con la luz.

  Y por último hay una prueba que os puede ayudar a saber la calidad de vuestro aceite esencial. Para hacer la comprobación, solo debéis verter una gota de vuestro aceite esencial en un trozo de papel. Si el aceite se evapora con rapidez y no deja marca en el papel, entonces es un aceite esencial puro, si en cambio la marca permanece en el papel demuestra que vuestro aceite esencial ha sido mezclado con algún tipo de aceite vegetal o sustancia.

  Yo he hecho la prueba con varios aceites esenciales de tres marcas distintas y también he usado tres aceites vegetales diferentes para que podáis ver la diferencia.

  La primera captura es de justo en el momento de verter los aceites esenciales en el folio en blanco y la segunda imagen es de más o menos una media hora después. Si vais a hacer esta prueba tener en cuenta que es invierno y por el frio los aceites esenciales tarda un poquito más en evaporarse. 



  Como podéis ver en las imágenes he probado con tres marcas distintas y en el extremo derecho he usado tres tipos distintos de aceites vegetales para que podáis ver la diferencia. Según mi comprobación, de los nueve aceites esenciales que he usado de tres marcas diferentes, de las cuales dos de las marcas, sus aceites esenciales son puros o de alta calidad y una de las marcas parece que los aceites que comercializan están diluidos y adulterados.  




Perdonar por la calidad de la imagen, la he tenido que sacar desde el móvil y no es muy buena, pero el resultado se ve perfectamente.

martes, 16 de febrero de 2016

Hacer tónico capilar contra la caída del cabello, picores y caspa de ortiga, romero y canela.



  Hoy quiero compartir con vosotros/as la receta de este tónico, ya que funciona muy bien y sirve para todo tipo de cabellos. Con solo cuatro ingredientes muy fáciles de conseguir, obtendremos un tónico capilar que nos servirá para reducir la caída, fortalecer nuestro cabello, mejorar la circulación, eliminar la caspa, picores… etc.  Y además aportara mucho brillo a nuestro cabello. 

  Todos sabemos que la ortiga es conocida por su efecto regenerador para el cuero cabelludo y combatir la caída. Además nos ayuda a reducir picores, caspa, seborrea y otras alteraciones relacionadas con la caída del cabello. 

  Si a todo esto le sumamos las propiedades del vinagre de manzana,  romero y canela, conseguiremos el tónico perfecto para nuestro cabello. Ya que nos ayudara a mejorar la circulación, favorecer el nacimiento del cabello y frenar su caída. Junto al vinagre de manzana nos ayudara a equilibrar el pH del cabello, estimular el crecimiento del cabello, sellar cutículas y a combatir bacterias, hongos, caspa… etc. 


Para hacer nuestro tónico necesitaremos:

Raíz de ortiga fresca u hojas frescas
Vinagre de manzana
Tres ramas de canela
Romero


Preparación:

  Limpiar bien la ortiga y el romero, cortarlas o picarlas, para obtener mejores resultados partir la canela en trozos más pequeños. Echarlo todo (romero, ortiga y canela) en un tarro de cristal hasta llenarlo y cubrirlo con vinagre de manzana, cerrar bien. Dejar macerar durante 20 días en un lugar fresco y oscuro. Remover el macerado periódicamente y asegurase de que toda las plantas queden completamente cubiertas por el vinagre. 

  Una vez pasado el periodo de maceración, colar y guardar en un lugar fresco.


Consejos: 

  Lo podemos usar directamente sobre el cuero cabelludo, con el cabello seco o mojado, aplicar por todo el cabello, dejar unos 10 minutos y proceder a lavar el cabello como de costumbre. Se aconseja usar una vez por semana.

  O bien podemos rebajar con ¼ parte de vinagre y el resto con una infusión de ortiga, romero o manzanilla (se aconseja que el agua empleado sea mineral). Y esta loción la podemos usar una vez al día, no necesita aclarado.

 No os preocupéis por el olor ya que en cuanto se seque el cabello y pase un rato el olor desaparecerá.

 Recordar que es un producto natural con ingredientes frescos, por lo que si no usáis ningún conservante procurar que no le dé la luz y mantenerlo en un lugar fresco para que dure más tiempo.