viernes, 8 de enero de 2016

Reciclar jabón



  Si tenemos restos de jabón o algún jabón que no utilicemos, de una manera rápida y sencilla, podemos reciclarlo, personalizándolos a nuestro gusto y necesidades.

  Para reciclar el jabón lo primero que tendremos que hacer, es meter las piezas de jabón (preferible que este cortado en daditos) en un recipiente. Ponemos este recipiente a baño María, es decir, añade agua a una olla, y luego ubicamos encima el contenedor de los restos de jabón, sin que tome contacto con el agua.

  Cuando los restos de jabón estén totalmente derretidos podemos agregar aceites esenciales, glicerina vegetal, colorantes, aromas o cualquier elemento para mejorar las propiedades de nuestro jabón. Hay que tener en cuenta que los aceites esenciales son muy sensibles al calor, por lo que se recomienda añadirlos a la mezcla cuando el jabón este retirado del fuego. Cuando este todo mezclado, ya estará listo para verter el jabón en el molde. Si no tienes ningún molde en casa, no necesario que lo compres, puedes usar  todo tipo de elementos, siempre que se pueda desmoldar fácilmente (para poder retirar el jabón con facilidad, puedes untar el molde con aceite antes de verter el líquido). 

  Si lo que queremos es hacer un exfoliante con el jabón reciclado. Simplemente cuando el jabón este totalmente derretido, añadir la partícula exfoliante deseada, (depende del uso escoger una u otra). Ejemplo: azúcar, sal, café molido, piedra pómez molida, semillas de amapolas,  etc.  Remover bien y verter en un molde, cuando se enfrié tendremos nuestro exfoliante.

Si queremos hacer  jabón líquido, por cada 100gr de restos de jabón, necesitaremos1litro agua destilada, sobrantes de jabón rallado, 1 cucharada de glicerina vegetal, fragancia y colorante, una gotas a elección.  

La manera de prepararlo es muy sencilla, en un recipiente apropiado, verter el agua destilada, derretir el jabón rallado al baño maría, removiendo constantemente, con una cuchara de madera para se diluya. Una vez disuelto, retirar del fuego y agregar la glicerina y colorante. Retirar del baño maría y añadir la fragancia o aceites esenciales. Mezclar bien y dejar enfriar antes de embotellar. 

Para conseguir que sea más liquido añadir más cantidad de agua y para que salga un poco más espeso añadir más cantidad de jabón.

Para ver cómo hacer un exfoliante pincha aquí.

2 comentarios:

  1. No se me había ocurrido reciclar el jabón y mira que reciclo de todo, muchas gracias por la info.

    Un besito ^^

    ResponderEliminar