lunes, 11 de enero de 2016

Hacer exfoliante de almendra molida y flores de lavanda


  Si tienes la piel sensible es importante tener cuidado a la hora de elegir un exfoliante, ya que algunos pueden ser agresivos con nuestra piel.
 
  Para hacer nuestro exfoliante, no será necesario gastar una gran cantidad de dinero. Con algunos elementos muy fáciles de conseguir, disfrutaremos de un exfoliante para uso diario, apto para todo tipo de pieles, en especial pieles delicadas.

Para hacer nuestro exfoliante necesitaremos:

60gr de almendras molidas
22gr de glicerina vegetal
20gr de arcilla caolín
3gr de hidrolato de rosas o agua desmineralizada
12gr de flores de lavanda
1gr de aceite de caléndula
1gr de aceite de camomila
Esencia (opcional)

  Lo primero que haremos será echar en un bol la arcilla, la lavanda y la almendra molida. Removemos bien hasta que quede todo mezclado. Después echaremos el hidrolato de rosas o agua desmineralizada y la glicerina vegetal. Y procederemos a mezclarlo todo con las manos, como si de una masa se tratase, después añadiremos los aceites, la esencia y mezclaremos todo bien hasta que quede una masa.  Si al amasarlo con las manos, se queda parte pagado a las manos, añadir un poco más de almendras molidas y arcilla caolín.

Consejo:

  Es aconsejable hacer pequeñas cantidades ya que tiene una fecha de caducidad de unos tres meses. 

  Este es un limpiador muy suave por lo que se puede usar diariamente y es apto para todo tipo de pieles.

  Para usarlo,  coger una pequeña cantidad, mezclarla con un poco de agua en la palma de la mano para hacer una pasta. Masajear la cara o el cuerpo con la mezcla, evitando la zona de los ojos y labios. Enjuagar con agua




No hay comentarios:

Publicar un comentario