domingo, 3 de enero de 2016

Exfoliante de piedra pómez para pies.



  Si tienes durezas en los pies, están algo resecos o, simplemente, quieres eliminar las células muertas para tenerlos suaves y sedosos, con este exfoliante casero podrás conseguir tu objetivo.

Necesitaremos:

127 gr de Jabón base glicerina (puede servir algún jabón que tengamos en casa).
60gr piedra pómez molida.
15gr de manteca de karité.
15gr Aceite de aguacate.
Unas 30 gotas de aceite esencial de lemongrass.
Dos recipientes aptos para el microondas.
Molde deseado para nuestro exfoliante. 

Procedimiento:

  En un recipiente meter el jabón base de glicerina o jabón reciclado, cortado en daditos, para que se derrita antes. En el otro recipiente echar la manteca de karité y el aceite de aguacate (nos ayudara a tener una exfoliación más suave). Meter los dos recipientes en el microondas, hasta que se derrita por completo sin que llegue a hervir, (Se aconseja meter la manteca y el aceite un poco antes ya que tarda un poco más que el jabón en derretirse por completo). Cuando este derretido por completo, tenemos que verter  todo  en uno de los recipientes, (el jabón, la manteca de karité, el aceite de aguacate y la piedra pómez). Añadir el aceite esencial. Remover muy bien hasta que  todo esté  bien mezclado. Y por último verter la mezcla en el molde deseado y dejar enfriar.

Consejo:

  Aplica el exfoliante durante  o después de la ducha y masajea en movimientos circulares. Una vez que enjuagues, es aconsejable aplicar algún aceite o crema hidratante.

  Este exfoliante está adaptado para la zona de los pies, por lo que si decide usarlo en el resto del cuerpo, se recomienda hacerlo de una manera suave, ya que puede ser un poco agresivo en zonas donde la piel es más delicada. 

  Es aconsejable esperar unas 24h antes de usar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario